Olga quiere transformarse.

Tengo cinco gatos: Doña Primavera (mi ñiña mimada, que no para de acicalarse las patas), Manchitas (me a roto tres cojines en dos meses), Señor Pumpin (dormilón por excelencia) ,Capitán (el más activo) y Mr Kidman ( el seductor ).
Viven en mi trastero, y voy todos los días a visitarles. Mi madre no lo sabe, y mi novio Álvaro tampoco,¿por qué?, bien, hay dos razones de lo más importantes:
1) A mi madre se le hincharía la nariz y empezaría a estornudar, y a mí se me hincharía la cara de el manotazo que me daría.
2) Mi novio les tiene miedo.

Pero a mi me encantan. Son tan dóciles, cariñosos , vagos, y tan tontines... me recuerdan mucho a mí. De mayor quiero ser un gato. Gordo y blandito. Y mi novio superará su meido y me estará dando mimos, no como ahora, que me ignora un poquito, quizá esté empezando a transformarme y me tenga miedo. ¡Jo! A ver si me salen esas orejas triangulares tan monas. Y quiero que me llamen Misifú, como las buenas gatas. O quizá Albaricoque. O simplemente Olga. Pero quiero un cascabel. Y que cuando haga el amor con Álvaro suene mucho, pero mucho.

2 comentarios:

Mentira dijo...

Mmmm, el 5º gato?

Girlsinleather. dijo...

miércoles, me he olvidado a Mr Kidman.