Hoy cuando te vi no eras más que un jodido espacio en blanco.
¿Sabes lo qué quiero decir? Ayer te miraba, mordiendo ese lápiz y deseaba con todas las fuerzas que me mordieras a mí, de verdad que sí. Pero hoy no se que me ha pasado, que no he sentido nada cuando te he visto. Es más, me atrevería a decir que sí sentí algo, un poco de asco.

1 comentario:

Murdermuffin dijo...

Cuanto amor odio se respira por aquí.