Dictadura.

Escúchame atentamente, sólo lo diré una vez:
Ahora vamos a entrar a esa habitación, me voy a tumbar en la cama, esperaré  que estés listo, me darás un beso y te abrazaré cuando hayas apagado la luz. Y más te vale no hacer ruido con tu respiración, así no hay quien concilie el sueño.

3 comentarios:

Murdermuffin dijo...

¿Y si necesita que se lo repitas no piensas hacerlo?
A mi el oír la respiración de alguien me relaja mucho, y el corazón ya no te cuento...

Un beso de esos grandes!

Mentira dijo...

Que directo y sincero! Me gustó mucho :)

Lenashka dijo...

Se oiría la respiración fuerte porque es imposible estar así y sólo dormir...