Corazón de tiza.

Y  cada vez se volvía menos visible.
Le soplabas y salía volando.

1 comentario:

La niña imantada dijo...

Me recuerda a una frase de una película que vie l otro día, se está haciendo tan pequeñita que algn dia desaparecerá. O algo así decía.